Guía de compra de prismáticos nocturnos

A la hora de decidirnos a adquirir un dispositivo con visión nocturna, nos surgirá la archiconocida pregunta ¿cuál me compro? Y es que es una tarea difícil escoger un dispositivo de visión nocturna u otro debido a gran variedad de marcas, modelos y tipos que existen en el mercado.

Para ayudarte en la compra de un prismático de visión nocturna te hemos preparado esta guía con las siete pautas que debes tener en cuenta para realizar una compra acertada.

1. Dimensiones y peso

El tamaño y peso de un dispositivo de visión nocturna está relacionado con el uso vayamos a darle. Por ejemplo, si vamos a jugar a Airsoft por la noche, nuestro dispositivo nocturno deberá ser ligero y compacto para que nos facilite la libertad de movimientos y no nos perjudique en el juego.

Cada vez los aparatos tecnológicos son más compactos y pequeños y esto ocurre también con los prismáticos. Aún así el tamaño y el peso normalmente es un indicativo de calidad ya que dispondrán de un diámetro de óptica mayor que ampliará el campo de visión, el alcance y la calidad de imagen.

2. Nitidez de la imagen

Unos prismáticos nocturnos de calidad nos ofrecerán una imagen clara y nítida, sin áreas borrosas ni manchas; la imagen tendrá más resolución. A mayor nitidez podremos distinguir con más facilidad animales, personas u objetos.

Los dispositivos nocturnos pueden trabajar con muy poca luz u ausencia de esta. Mientras menos luz haya en el ambiente, menor nitidez ofrecerán nuestro visor y en condiciones extremas necesitaremos utilizar funciones como luz de infrarrojos (IR), láser, etc… Es en estas condiciones más exigentes donde un aparato de visión nocturna de calidad marcará la diferencia.

La calidad óptica de un dispositivo se mide a través de lo que se conoce como generación. Existen las ópticas de primera generación, las de 2ª generación y así sucesivamente. Mientras mayor sea el número que indica la generación, mayor calidad de óptica tendremos y por tanto más resolución, lo que conlleva también un mayor precio.

3. Alcance y número de aumentos

El alcance del dispositivo nocturno nos indica la potencia del mismo. Esto representa hasta dónde seremos capaces de ver con nuestros prismáticos nocturnos.

El alcance viene determinado por el número de aumentos de que disponga nuestro dispositivo. A mayor número de aumentos, más cerca veremos la imagen a observar a través de nuestra lente. Para saber el número de aumentos de nuestro prismático nos fijaremos en las características del producto donde estará indicado con un número. Por ejemplo: 6×50 ó 3×25. El primero nos indica que el número de aumentos es 6 y el siguiente ejemplo serían 3 aumentos.

4. Baterías

Una de las principales características que tenemos que tener en cuenta al adquirir un dispositivo de visión nocturna es la duración de la batería. Por lo general este tipo de dispositivos utilizan baterías recargables aunque también existen dispositivos que utilizan pilas. Debemos adquirir más de una unidad para no quedarnos sin batería en medio de una observación nocturna.

5. Campo de visión

Cuando realizamos una observación a través de las lentes de nuestros prismáticos, nuestra visión abarcará un área determinada, este es el campo de visión. Es decir, el campo de visión es la anchura (en metros) del área visible a través de los prismáticos, a una distancia de 1000 metros (también puede indicarse esta distancia en yardas).

En el ejemplo de la imagen nos indica que el campo de visión es de 110 metros; significa que abarcaremos un área de 110 metros perpendicular a nuestra visión, situados a una distancia de 1.000 metros.

Campo de visión de unos prismáticos

En ocasiones este dato se expresa en grados, denominándose en ese caso ángulo de visión o campo visual angular.

El número de aumentos está estrechamente relacionado con el campo de visión. A más aumentos, menor será el campo de visión. Por ejemplo, en unos prismáticos de 7 u 8 aumentos podemos tener un campo de visión de unos 130 metros y en unos de 16 aumentos, de 70 metros.

El campo de visión por tanto es un dato importante a tener en cuanta según la actividad que vayamos a realizar. Mientras mayor sea, más facilidad tendremos para localizar los objetos. Esto es especialmente útil en las esperas de caza; con un campo de visión amplio podremos seguir animales en movimiento y evitar que se nos escapen.

6. Uso que le vamos a dar

Sin duda esta es una de las claves más importantes a la hora de decidirnos a comprar un determinado prismático nocturno u otro. Según la actividad a realizar encontraremos equipos más orientados a uno u otro uso.

Así que plantéate la pregunta: ¿para qué voy a utilizar los prismáticos nocturnos? Como respuestas puedes obtener las siguientes:

  • Para ocio y hobies: caza y pesca, Paintball, Airsoft, acampadas, observación de fauna salvaje, etc.
  • Para uso profesional: vigilancia, actividades militares, actividades marítimas, cuerpos de seguridad, etc.

Busca aquellos prismáticos de visión nocturna que mejor se adapten a la actividad a realizar que vas a realizar.

Puedes optar también por unos prismáticos versátiles que se adapten a diferentes circunstancias, pero tienes que tener en cuenta que tendrán menos calidad. A menor especificidad, menor será la calidad final que obtendremos.

7. Precio

La compra de dispositivos de visión nocturna ha aumentado considerablemente en los últimos años y con ello también la competencia. Actualmente podemos optar por dispositivos de visión nocturna mucho más asequibles que años atrás. Podemos encontrar dispositivos desde 70 euros como algunos visores de caza hasta sofisticados dispositivos de más de 3000 euros.

Los dispositivos de visión nocturna muy baratos ofrecen una mala experiencia. Un dispositivo de visión nocturna nos va a durar bastantes años así que merece la pena invertir un poco más de dinero porque a la larga ahorraremos. Los dispositivos a partir de 250€ suelen dar muy buenos resultados.

Tip EXTRA

Un aspecto que muchas veces pasamos por alto cuando nos decidimos a comprar uno u otro dispositivo de visión nocturna son los accesorios que trae. Muchos incorporan accesorios útiles que nos pueden servir para la actividad que vayamos a realizar y evitarán que tengamos que adquirirlos por separado. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Protección contra polvo y agua. Existen visores resistentes a las salpicaduras e incluso sumergibles. El grado de protección nos vendrá indicado mediante las siglas IP.
  • Adaptador para trípode
  • Adaptadores para cámaras de fotos o vídeo
  • Montura para la cabeza. Algunos modelos vienen con una montura que nos permitirá colocárnoslo sobre la cabeza. Es muy útil ya que te permite mantener las manos libres al mismo tiempo que puedes ver en la oscuridad.
  • Visor térmico o infrarrojo
  • Ajuste de dioptrías
  • Funda protectora